Tal vez lo primero que reconocemos en la obra Susana y el viejo (1931) de Antonio Berni sea el mítico rostro de Greta Garbo, que el artista recortó seguramente de alguna revista dedicada al cine, ¿pero quién tomó esa foto que es un retrato para alguno de sus films? ¿Y de qué año es y de cuál film se trata?

Antonio Berni. Susana y el viejo, 1931.

Clarence Sinclair Bull (1896-1979) fue uno de los maestros del retrato de Hollywood y jefe del Departamento de fotos fijas de la MGM durante más de treinta años, el estudio cinematográfico con mayor éxito financiero y artístico en la época dorada del cine norteamericano en los años 20 y 30. Bull estimó que a lo largo de toda su carrera fotografió al menos a 10.000 celebridades del cine, pero de todas ellas la más famosa fue Greta Garbo (1905-1990) a quien le dedicó más de 4000 retratos. En efecto, Bull fue el fotógrafo exclusivo de la “Esfinge sueca” entre 1926 y 1941, cuando decidió retirarse. Para Bull, Garbo era su “mejor modelo... sin lado ni ángulos malos. Su relación con la cámara fue tal que parece sentir la emoción de cada postura como parte de su personalidad”.

Clarence Sinclair Bull. Retrato de Greta Garbo, 1930.

Garbo fue la más seductora y misteriosa de todas las estrellas de Hollywood y la leyenda que creció a su alrededor fue uno de los grandes éxitos de la máquina publicitaria del estudio, que aprovechó su timidez innata y una aversión antinorteamericana a la publicidad. La fotografía que Berni utilizó como collage en su pintura fue tomada por Bull en 1930 para la película Inspiration, de 1931, dirigida por Clarence Brown; la fotografía original, blanco y negro, impresa en gelatina de plata, mide 27,9 x 35,6 cm. y está marcada como la número 4 de esa serie.

En 1989 la National Portrait Gallery de Londres le dedicó al fotógrafo una gran retrospectiva, “The Man Who Shot Garbo: The Hollywood Photographs of Clarence Sinclair Bull”, junto a un importante catálogo de 240 páginas, en el que se destacan sus años en la MGM con casi más de 200 retratos.