Diario
Exposiciones

El Xul Solar de Jorge Luis Borges
Latinoamérica al sur del sur

“Recuerdo su sentido del humor, de la broma y el hecho de que no era en absoluto convencional”, dice Borges sobre Xul Solar cuando lo recuerda en una conferencia de 1975: “Es uno de los tres hombres de cuya inteligencia no dudé nunca”.

La amistad entre ambos se inició en 1924, cuando Xul volvió a vivir a Buenos Aires luego de una larga estadía en Europa. Hasta ese momento, Borges había escrito un libro de poemas, Fervor de Buenos Aires, y participado de una serie de publicaciones que lo ubicaban cerca del Ultraísmo, además de haber realizado también viajes por Europa.

Xul Solar, que ya era un artista en búsqueda de un lenguaje entre la vanguardia y las prácticas esotéricas, coincidió con Borges durante sus colaboraciones en la revista vanguardista Martin Fierro, dirigida por Evar Mendez, de la que también participaron Oliverio Girondo, Leopoldo Marechal, Pedro Figari y Nora Lange entre otros.

En la conferencia mencionada, Borges rememora sus paseos junto a Xul Solar por Buenos Aires –a la que observaron con una mirada singular–, sus charlas en la casa de la calle Laprida 1214, sus partidas de ajedrez, sus conversaciones sobre la poesía y el arte de William Blake, el misticismo y la astrología y sus reflexiones sobre la ciudad que cada uno imagina y recrea en sus obras.

Borges demostró repetidas veces su admiración y reconocimiento a su amigo, que tal vez fue el más discreto, excéntrico y creativo que tuvo durante su aventura martinfierrista, y con quien consolidó un articulado discurso público a través de las ilustraciones que Xul Solar hizo para El idioma de los argentinos (1928), para el afiche de la revista Proa (1925) y las traducciones de textos en alemán para publicaciones periódicas dirigidas por Borges.

Así recordaba el escritor al artista: “Tal vez el único ciudadano cosmopolita del universo que haya conocido fue Xul Solar”.

–––––

Texto de Verónica Rossi, curadora asociada de investigación y archivo de Malba. La exposición Latinoamérica al sur del sur, nueva lectura de la Colección Malba, incluye un núcleo dedicado a "Xul Solar y el idioma de los argentinos".

 

Actividades Relacionadas

Colección permanente

Latinoamérica al sur del Sur

Una rearticulación de la narrativa de la colección a partir de temas clave de la historia del arte latinoamericano del siglo XX, que se vinculan con preocupaciones del presente como la preservación del medio ambiente, la participación de las mujeres, los derechos de las minorías étnicas y sexuales y la apropiación del legado cultural en la construcción de la memoria de una nación.

+ info

Diario

Cruz del Sur

Este texto fue publicado por primera vez en 1970 y hoy es propuesto por Gabriela Rangel, directora artística de Malba, como clave interpretativa de la nueva puesta de la colección del museo, que lleva como título Latinoamérica al sur del sur. Dice Rangel: "Al Sur del Sur opera como un palimpsesto escrito sobre la cronología existente de la Colección Malba".

Por Cildo Meireles