Cine
Programación
Películas

Amorina
De Hugo del Carril

El film se inicia con la inquietante imagen de una muñeca con la cabeza destrozada, cuyo cabal sentido se comprenderá al final. Todo comienza con el deseo de Amorina (Merello) de reunir a su familia para su cumpleaños, pero la línea del conflicto la lleva a confrontar con la realidad: el desinterés de los hijos, la infidelidad del esposo y un accidente que posterga pero no evita el desenlace fatal. Durante la primera parte, los extremos de violencia emocional aparecen atenuados por otros de placidez y alegría, casi todos ellos relacionados con la presencia de María Elena (Alicia Paz), hija de Amorina y Humberto (Del Carril). A partir del momento en que la joven se casa y parte de luna de miel, la oscuridad comienza a prevalecer y los únicos oasis de luz pasan a ser, irónicamente, los momentos en que Amorina visita al neurólogo que la trata.

En entrevista con Gustavo Cabrera, Del Carril consideró que AMORINA es, esencialmente, “un relato sobre la soledad”, ya que, salvo María Elena, todos los personajes la padecen de un modo u otro. Merello ya había interpretado a otras madres sufridas pero el personaje de Amorina (que la actriz ya había hecho en teatro y volvería a hacer en TV) le permite desplegar matices desconocidos. Del Carril la elogió después: “Su escuela dramática fue el trabajo, el empeño, el tesón. Una intuitiva sin vueltas, que se autoformó y se pulió, logrando en cada una de sus composiciones una compenetración e intensidad poco común. Creo que la película es enteramente suya”. Esa habitual modestia esconde que todo este drama doméstico está expresado en imágenes de tremenda potencia, que se van enrareciendo mientras se verifica el deterioro mental de la protagonista.

Ficha técnica

AMORINA (Argentina-1961) de Hugo del Carril, c/ Tita Merello, Hugo del Carril, Alberto Bello, Golde Flami, María Aurelia Bisutti, Juan Carlos Palma, Alicia Paz, Orestes Soriani, Rodolfo Ranni. 90’.